La bodeguita, el sueño del pibe. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
40% OFF en vinos seleccionados. Hacé click acá.
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

LA BODEGUITA, EL SUEÑO DEL PIBE

La bodeguita, el sueño del pibe
Tiempo de lectura:
5 minutos

Compartir

21/11/2011
Cuantas veces quisiste tener un lugar para guardar tus vinos y no lo hiciste?. Creo que es fundamental tener un lugar donde guardar las obras maestras de las bodegas o simplemente tener un buen stock en casa para cuando vienen amigos.

Una noche de verano hablando con uno de mis hermanos salió el tema de armar una bodeguita en casa. Tanto el como yo teníamos vinos guardados en el placard del cuarto y queríamos expandirnos, crecer. Básicamente queríamos más y nuestros pequeños placares eran una limitación.

Mentalmente cada uno fue revisando todos los posibles recovecos de la casa y finalmente encontramos un placard muy grande en el sótano de la casa. Fuimos corriendo al sótano para ver bien lo que mentalmente habíamos encontrado. Tenía buen tamaño pero el problema era que ese lugar había sido el depósito de todo lo que una familia de 8 no iba queriendo. Estaba repleto de cajas, chucherías, muñecas viejas de mis hermanas, ropa vieja, cotillón de algún casamiento familiar y mucha mugre! MUCHA!. Nos miramos con mi hermano y sabíamos que ese lugar iba a ser nuestro. Esa misma noche le contamos a mi vieja de nuestros planes y casi con tono de amenaza, que tenía hasta esa misma noche para rescatar lo que quisiera de ahí adentro. No estaba muy contenta...

Luego de su rigurosa inspección y de convencerla más de una vez de que no era necesario seguir guardando muchas de las cosas que había ahí, logramos vaciar el placard. Llenamos hasta el tope varias cajas las cuales dejamos en la puerta de Caritas (había uno a 1 cuadra de casa) y para las 2 AM logramos conseguir nuestro segundo objetivo. El primero era encontrar un lugar para la bodeguita y el segundo, vaciarlo. El tercer objetivo era mandar a mi vieja a dormir para que no vaya a Caritas a revisar nuevamente las cajas...

Al día siguiente por la mañana mi hermano tomo las medidas del lugar, hizo sus anotaciones y hasta bocetos del diseño vanguardista que tenía que tener la bodeguita. Ese mismo día se fue a comprar las maderas a un famoso lugar que todos conocen con el nombre "fácil" y dejo todo el material en el garaje para que yo empezara con el proceso de calado y armado de los estantes. La noche anterior durante la limpieza del lugar encontramos partes de una alfombra que había sobrado cuando se hizo la casa hace años y pintura que se podía usar. Todo era bien recibido para poder dejarla como queríamos.

Creo que en 3 días ya teníamos todo listo y finalmente la bodeguita termino siendo para nosotros un bodegón! Tenía la capacidad de almacenar alrededor de 300 vinos! Nos repartimos los lugares que iba a tener cada uno, no queríamos confundirnos y tomar por error el vino del otro. En el transcurso de la distribución, decidimos asignarle parte de la misma a mi viejo. Así que cada uno termino con unos 100 lugares.



La bodeguita tenía la temperatura ideal que todo crítico del vino dice que tiene que tener?. La humedad era la que dicen los libros?

No, por supuesto que no!, estamos hablando de un placard en sótano de mi casa, no de un lugar donde están guardados los servidores de la NASA. La bodeguita no me enviaba mensajes de alerta a mi Blackberry diciendo que alguien no autorizado la abrió o que la humedad del 70% vario un grado durante la noche. Estas cosas no impidieron que mi hermano y yo pudiéramos cumplir con el deseo de tener un lugar donde poder guardar nuestros vinos. Si bien la temperatura no era la ideal, al menos era constante, era un lugar oscuro, sin vibración constante y libre de olores extraños. Era todo un orgullo para nosotros poder tener algo así en casa. Ahí podíamos guardar nuestros tesoros, era el lugar donde un vinito, a los 2 o 3 años, se transformaba en un vinazo. Por mucho tiempo gran parte de mi sueldo era invertido en vinos para alimentar la bodeguita, verla vacía me daba pena!. Una vez los 3 compramos tanto que en un momento la bodeguita nos quedó chica y teníamos que apilar las cajas cual deposito.

En mi caso tuve la suerte de poder tener con un lugar en el cual entraran casi 300 vinos. Pero todos pueden tener un lugar donde guardar 6, 12 o 50 vinos. Lo importante es hacerlo!, cuantas más normas "ISO Crítico de Vinos" cumpla, mejor!. Pero si no las cumple? NO IMPORTA!!!. Lo bueno es tener un lugar donde poder guardar nuestro stock y evitar que los vinos vayan de la góndola a la mesa y disfrutar los vinos solo, en familia o con amigos.



Autor: Andrés Rossi Beguy



OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA


SELECCIONES ESPECIALES