18 bodegas para conocer de la Patagonia (y qué vinos probar). Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

18 BODEGAS PARA CONOCER DE LA PATAGONIA (Y QUÉ VINOS PROBAR)

18 bodegas para conocer de la Patagonia (y qué vinos probar)
Tiempo de lectura:
5 minutos

08/10/2013
La Patagonia crece como una prometedora región vinícola. Con nuevos productores, inversiones fuertes y vinos diferentes, en esta nota te cuento qué probrar para conocerla.

La primera semana de octubre estuve en la Sexta Edición del Salón de Vinos de la Patagonia, que tiene lugar cada año en la capital neuquina. Allí probé las etiquetas emblemáticas -y otras varias novedosas- de las 18 casas vinícolas de Neuquén, La Pampa y Río Negro que participaron con un centenar de vinos disponibles. Una cosa me quedó clara: como región vinícola la Patagonia comienza a entender su singularidad e identidad, tanto de parte de las bodegas como de los consumidores locales. Hoy la región ofrece tintos frutados, de cuerpo medio y buena frescura, con taninos firmes; blancos frescos, de una aromática delicada; y espumosos de nervio y buena potencia. Para conocer algunas de las principales etiquetas que estuvieron disponibles en el 6º Salón, listo a continuación las que me resultaron más interesantes de cada bodega:

Bodega Patritti: en pocos años esta casa San Patricio consolidó su línea Primogénito a nivel de reservas. Conviene probar su Merlot (2011, $90), con altos decibeles de sabor; también el Blend (2011, $150), complejo.

Bodega del Desierto: ubicada en La Pampa, la casa cambió su etiqueta clásica y ahora se llama Desierto 25. Los que hay que probar son su Blend (2011, $55) con una excelente relación calidad precio; también Chardonnay (2012, $45), muy competitivo.

Secreto Patagónico: la más joven de las bodegas del Chañar ofrece un porfolio acotado, en el que destacan dos vinos: Mantra Cabernet Sauvignon (2011, $90), uno de los mejores de la zona, además de Mantra Chardonnay (2012, $90), bien típico.

Bodega Aniello: una novedad que llegará al mercado a fin de año, esta casa de Río Negro elabora uvas de viñedos añosos. Propone un estilo ligero y algo austero, especialmente en su 006 Malbec (2012, $80).

NQN: la bodega de San Patricio del Chañar, con un restyling de sus marcas, ofrece una gama de vinos bien competitivos con P15 Pinot Noir (2013, $55) como mejor ejemplo; también Malma Reserva Cabernet Sauvignon (2011, $70), expresivo.

Familia Schroeder: la bodega de San Patricio avanza sobre dos líneas claves, los espumantes y el Pinot Noir. Entre los primeros acaban de lanzar Deseado Rosé ($77) -Torrontés con Malbec- cuyo paladar dulce, fresco y frutado gustará; mientras que en vinos tranquilos, Saurus Barrel Fermented Pinot Noir (2011, $150) es el mejor, mientras que el best buy es Saurus Merlot (2011, $55).

Fin del Mundo: la bodega más grande de la región tiene un extenso porfolio de vinos. Cuatro condensan su perfil cosmopolita: el flamante Newen Reservado Malbec (2012, $52), lanzado hace pocos meses; Fin del Mundo Chardonnay Reserva (2012, $96), fresco y untuoso; FIN Cabernet Franc (2008, $192), tinto sorprendente; y Fin del Mundo Brut Nature ($250), singular champenoise 100% Pinot Noir.

Humberto Canale: con 106 años de elaboración a cuestas, hoy vuelve a ofrecer vinos de perfil elegante con buena relación calidad precio. Por ejemplo Íntimo Blend (2011, $65), best buy en su categoría; también Old Vineyard Riesling (2012, $85), verdadera rareza; o la novedad, Humberto Canale Dulce Natural Rosado ($55), espumoso de logrado balance.

Familia Miras: el emprendimiento del enólogo Marcelo Miras y su familia elabora algunas perlas. Una es Miras Merlot (2010, $140), de los mejores en la región; la otra, Miras Reserva (2010, $200), complejo.

Gerome Marteau: este es uno de los productores chicos del Alto Valle que más ha crecido en vinos y estilo. Destacan GM Malbec Premium (2011, $70), de frescura y persistencia, junto con GM Malbec Reserva (2010, $90), que suma un rico trazo vegetal.

Agrestis: esta bodega rionegrina elabora burbujas extra secas. Agrestis Nature ($75) da buena cuenta de ello; la novedad es Agrestis Gewürztraminer Extra Brut ($90), único en su especie.

Bodega Pirri. Bodega familiar de Beltrán, en el Valle Medio, elaboran la marca Viñas de Siracusa Malbec (2012, $45), vegetal y balsámico. También un curioso rosé dulce natural de Laska, rara variedad rusa.

LAS BODEGAS MÁS CHICAS

Uno de los fenómenos más interesantes de la Patagonia actual es una movida de productores chicos que tienen mercado en Alto Valle. La movida es incipiente, pero habla de la llegada que tiene el vino en la gente. Merecen atención estos productores y sus vinos:

Sudoeste: este pequeño emprendimiento de dos socios neuquinos produce un Pinot Noir (2011, $85) suave y con taninos moderados, bueno para la mesa.

Bodega Gennari: ubicada en Fernádez Oro ofrece vinos algo crudos. Su Rosé Dulce (2013, 48) es la mejor opción.

Enclave Sur: de Choele Choel, Enclave Sur Merlot Reserva (2010, $90) es el mejor vino de la casa.

Tierra del Viento: proyecto personal de un estudiante de enología, produce un raro Tocai Friulano Dulce (2013, $30) que se distingue su aromática expresiva.

J. Sgrablich: segundo año que probamos los vinos de este productora artesanal y damos fe de su mejoría. El mejor ejemplar es J. Sgrablich Malbec (2013, $55).

Vinos Robeda. Emprendimiento familiar hoy en manos de su propietaria Andrea Bagliani, Robeda Merlot (2011, $65) es expresivo aunque no está en pleno balance.


Fuente: Joaquín Hidalgo - Planeta Joy.


OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES