Día del Chardonnay: cómo es la guerra de estilos y vinos de diferentes precios para descubrir. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
40% OFF en vinos de Catena Zapata seleccionados. Hacé click acá.
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamanos al 5352-8466 (VINO)

DÍA DEL CHARDONNAY: CÓMO ES LA GUERRA DE ESTILOS Y VINOS DE DIFERENTES PRECIOS PARA DESCUBRIR

Día del Chardonnay: cómo es la guerra de estilos y vinos de diferentes precios para descubrir
Tiempo de lectura:
8 minutos

Compartir

26/05/2022
Es una de las variedades blancas más plantadas de Argentina y existen dos estilos totalmente opuestos. Esto debés saber sobre la variedad

Si te gusta el vino, seguramente el 17 de abril celebraste el Día del Malbec. Ahora hay una nueva excusa para festejar: este 26 de mayo, tal como sucede el último jueves de mayo de cada año, se celebra en todo el mundo el Día del Chardonnay, según destaca el INV, "la variedad de uva blanca más conocida del mundo y también una de las de cultivo más ampliamente extendido por su buena adaptación climática".

En la Argentina, según el organismo, la variedad Chardonnay está presente en 16 de las 18 provincias vitivinícolas. Así, es posible encontrarla en Chubut hasta en Jujuy, así como en los viñedos bien pegados a la Cordillera en Mendoza y a metros de la playa, en Chapadmalal.

Su plasticidad explica su amplia difusión en la Argentina y en el mundo, pero también es la razón por la cual fue una de las variedades blancas con la que los enólogos levantaron en alto la bandera de la frescura, junto con la Sauvignon Blanc, en la "guerra de estilos" que tuvo lugar en los últimos años.

Es que, en el universo del Chardonnay, es posible encontrar dos estilos muy contrapuestos: por un lado, están los vinos blancos "old school", bien maduros, con mucha maloláctica y en los que la madera es protagonista, donde abundarán los aromas tropicales y las notas que recuerden a la manteca, a la vainilla y hasta al flan con caramelo.

Es un perfil que en las últimas dos décadas ha perdido protagonismo. La mayoría de las bodegas que antes apostaban por este estilo bien californiano, han ido virando hacia una propuesta más fresca, adelantando la ventana de cosecha y optando por menos tiempo en barrica o por reducir el porcentaje de madera nueva y el nivel de tostado. Pero lo cierto es que hay consumidores que todavía buscan este estilo y en las góndolas aún hay etiquetas que le son fieles.

En la vereda de enfrente, están los vinos Chardonnay bien filosos, tensos, "minerales" (término que se sigue prestando al debate), en los que la tropicalidad sede terreno a las notas más cítricas y que hablan más el lenguaje de la austeridad que de la exuberancia.

Una bodega que resume muy bien esta transición que experimentó el vino Chardonnay en la Argentina durante los últimos 20 años es Zuccardi: el Chardonnay de su mítica línea Q, a comienzos de los 2000 estaba apoyado en la madurez y en la crianza en barricas. Hoy, esa misma etiqueta no reniega completamente de la madera, pero sí muestra más sutil, más balanceado y más fresco.

Pero no llega al extremo de Fósil, el Chardonnay más extremo de Zuccardi: mordiente, puro filo, con nada de maloláctica para conservar su nervio y su corazón frío.

Así, en el universo del Chardonnay se pueden encontrar desde vinos blancos maduros y maderizados, hasta vinos filosos como la hoja de un cuchillo.

A continuación, diferentes etiquetas que debés probar, incluyendo también espumantes y hasta un vino naranjo.

Terrazas de los Andes Grand Chardonnay 2020 | Terrazas de los Andes

Este Chardonnay de la línea Grand proviene de las dos fincas que la bodega posee en Gualtallary. Es un blanco de altura, con capas sutiles, de "costura fina", que suman notas de frutas de pepita, toques cítricos y un toque entre herbal y balsámico que lleva a esta variedad hacia nuevos registros. Pasa por barricas, pero nunca opacan la materia primera. La acidez es marcada, tal vez no tan crujiente como la 2019, pero está presente y eso es gracias a la altitud y al adelantamiento de la cosecha. Lo que mantiene es su estilo gastronómico en boca: tiene peso y untuosidad, pero con la famosa verticalidad que le imprime Gualtallary. En resumen: este vino demuestra que dos conceptos como elegante y moderno pueden convivir en armonía. Su precio sugerido es de $3.600. Vale la pena si buscás un buen ejemplar de alta gama.

Pyros Appellation Chardonnay 2020 | Pyros Wines

Se trata de un ejemplar donde manda la austeridad. Lejos de las frutas tropicales y cualquier reminiscencia old school de la que hablábamos al comienzo. Este Chardonnay proveniente del Valle de Pedernal va por el camino de las frutas de pepita, con muchas flores blancas. En bocal, este vino firmado por la enóloga Paula González, es largo, tenso, con una energía casi masticable, ligeramente mordiente. Pero no incomoda: tiene la virtud, más allá de esa energía fresca, de mantener la línea y la elegancia. El precio sugerido de esta etiqueta es de $1.500.

Cruzat Orgánico | Bodega Cruzat

Se trata de un espumante Nature, 100% Chardonnay, proveniente de una finca de Luján de Cuyo bajo certificación orgánica y al cual, en su elaboración, la enóloga Lorena Mulet no le agregó licor de expedición. El resultado es un vino espumante con notas evidentes de frutas de carozo y su esperado aroma que recuerda al pan tostado. En boca, la espuma es delicada, con un fluir por el centro, buen peso y una acidez marcada. El precio sugerido de este vino es de $4.200.

Contracara Chardonnay 2020 | Callia

Un vino blanco sutil, bien logrado. No tiene el estilo minimalista y que marca tendencia en los Chardonnay de alta gama; pero también está lejos del estilo old school. El camino que tomaron los enólogos fue el de elaborar un blanco equilibrado, donde manda la tipicidad de la fruta (frutas de pepita, toques cítricos), con un desarrollo en boca que ofrece buena expresión aromática, una acidez que acompaña de punta a punta y un buen peso. Rico, prolijo, balanceado, fresco pero sin artificios, ¿qué más se puede pedir? Precio sugerido: $822.

La Linterna Finca El Tomillo Parcela 1 Chardonnay 2018 | Bemberg Estate Wines

La familia Bemberg se propuso alumbrar vinos provienentes de algunos de los mejores terroirs de Argentina y le encomendó la misión al enólogo Daniel Pi. En este vino blanco 100% de Gualtallary se percibe una sana madurez. Las clásicas notas tropicales de la variedad acá aparecen muy sutiles; dominan más las notas de frutas de pepita junto a un interesante trazo herbáceo. Es un vino de avance preciso, ligeramente graso y de larguísimo recorrido. No es de esos blancos gordos y sucrosos pero tampoco es excesivamente delgado o filoso. Hay un gran balance. Sobre este vino, Pi lanza un desafío: "Tiene para 20 años más de guarda". ¿Su precio?: 15.000 pesos.

Costa & Pampa Chardonnay 2020 | Costa & Pampa

Un vino original por la zona de la que proviene: a pocos metros del mar. Es, de hecho, uno de los grandes embajadores de los vinos océanicos argentinos. Este Chardonnay muestra buena tipicidad, con notas que van de los cítricos a las frutas más blancas, con un trasfondo sutil que aportan las notas de crianza. Se nota que trabajaron mucho para darle buen volumen en boca: es es largo, apenitas unutoso y con buen con peso, pero a la vez, ágil. Muestra una linda acidez, sin desequilibrarse.

Don Nicanor Chardonnay 2021 | Nieto Senetiner

Este Chardonnay, que llega con la nueva imagen de la línea, es un claro ejemplo de lo que definíamos como elegante y moderno. En su nariz confluyen notas de frutas blancas, toques ligeramente tropicales y trazos cítricos. La madera es palpable, suma sus notas clásicas pero corriendo desde atrás, sin quitarle protagonismo a la fruta. En boca es puro equilibrio: es fluido, con una untuosidad ligera y con un pulso fresco de punta a punta, sin llegar a ser chispeante. Un blanco súper bebible. El precio sugerido es de $1.660.

Punto Final Naranjo 2021 | Renacer

¿Qué es un vino naranjo? Es un vino que se elabora a partir de uvas blancas pero como si fuera un tinto, es decir, con sus pieles. Esto es lo que hizo bodega Renacer al elaborar uvas 100% Chardonnay de Luján de Cuyo a la manera de un tinto criarlo luego en barricas usadas. En nariz es un vino complejo, con notas de fruta blanca, dejos a cítricos dulces y un recuerdo a miel. En boca posee buen volumen y más estructura que un blanco clásico. En el paladar es sumamente expresivo, con más de esas notas cítricas y una acidez perdurable. Diferente, ideal si estás buscando algo distinto. Se vende a $2.150.

Fuente: Juan Diego Wasilevsky - iProfesional.

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA


Selecciones especiales