12 Cabernet para regalarle a un bebedor de paladar negro. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

12 CABERNET PARA REGALARLE A UN BEBEDOR DE PALADAR NEGRO

12 Cabernet para regalarle a un bebedor de paladar negro
Tiempo de lectura:
6 minutos

16/12/2015
Es el vino que adoran los bebedores sofisticados. Para cumplirle la fantasía a uno, en estos recomendados encontrarás un buen regalo para estas fiestas.

El Cabernet Sauvignon es la variedad más refinada y al mismo tiempo una de las más difíciles de hacer bien y dar en la tecla. Por eso, para los bebedores de paladar negro, un buen Cabernet es un joya oscura y deseada por la que darían el aguinaldo y más. No temas: si estás pensando en regalarle una botella a un jefe, socio, amigo o pareja un buen Cabernet para darle rienda suelta a su pasión vinífera, entre los 12 que listamos a continuación puede estar tu próximo regalo. Elegí bien, si no querés romper el chanchito…

Famiglia Bianchi (2012, $148). San Rafael, al sur de Mendoza, es reconocida por la calidad de sus Cabernet. Zona en promedio más fría que Luján, aún cuando está más baja, el truco con la región son sus suelos arenosos y arcillosos, que le dan al varietal buena potencia de sabor, taninos delicados y buena frescura. Un combo que, sumado a su aromática frutal y madera ligeramente evidente, hacen de este tinto un caso paradigmático para acercarse al varietal a precio razonable.

Piattelli Vineyard Premium (2013, $150). Cultivadas en Cafayate, zona pródiga en Cabernet de perfil único, las uvas para este vino reciben el sol intenso de la altura -1800 metros- y el frescor propio de las laderas de sombra. Así, consigue ser potente en sabor, con aromas delicados de morrón asado y frutas, sumado a una boca llena y suelta al mismo tiempo. Un tinto que sorprende por su estilo desenfadado y moderno.

La Mascota (2012, $172). Maipú, en el sudeste de la capital mendocina, es la cuna histórica del Cabernet Sauvignon. A unos 800 metros sobre el nivel del mar, en localidades como Coquimbito, Cruz de Piedra y Lunlunta, se hicieron los ejemplares clásicos. Y La Mascota proviene de un viejo viñedo cultivado en la región, que da un vino de sol, amplio y de taninos moderados, con aromas de morrón asado y un rico trazo frutal. Excelente para quien quiera entrar en el mundo Cabernet.

Tapiz Reserva (2012, $190). Elaborado con uvas de San Pablo, Tupungato, Valle de Uco, este ejemplar de bodega Tapiz está entre la crema y nata de la altura local. De un color rojo rubí, aromas frutales y lejanamente balsámicos, al paladar resulta un vino apretado, lineal y con taninos vivos y delicados al mismo tiempo. Un tinto con frescura y porte para la guarda.

Carmelo Patti (2005, $210). No todo es modernidad en el Cabernet local. Para los amantes de los tintos clásicos de otra época, o mejor dicho, criados con la paciencia de otros años, queda en el mercado Carmelo Patti. Enólogo autor de larga reputación, desde 1990 embotella un Cab que llegó a ser legendario: refinamiento de crianza –tiene un tacto de seda-, por equilibrio y balance, por sabor amplio y frutal, con trazos de crianza y evolución, es un tinto liviano que da el puntapié para el mundo clásica con trazo actual. Ideal para buscadores de perlitas.

SonVida (2012, $240). La bodega de David y Sonia Smith, dos periodistas internacionales devenidos en bodegueros por gusto, ofrece matices bien interesantes. En particular en su Cabernet, producido con uvas de Paraje Altamira, en Valle de Uco. Un tinto potente en sabor, jugoso al paladar y de taninos finos, con largo final refrescante. Ideal para paladares de tendencia, se consigue en vinotecas.

Pulenta Estate III (2012, $250). El Chiche, así se conoce a la finca que los hermanos Hugo y Eduardo Pulenta cultivan en el costado sur de Agrelo. A 980 metros sobre el nivel del mar, obtienen este tinto que quita el aliento: con aromas balsámicos que recuerdan al tomillo y la menta, con trazos de morrón asado y fruta rojas, despliega un paladar envolvente y apenas apretado, que llena de jugo la boca. Ideal amantes de tintos perfil clásico.

Bramare Apelación Luján de Cuyo (2013, $340). Elaborado con uvas de Agrelo, en Luján de Cuyo, este tinto tiene su par en Bramare Apelación Perdriel. De ambos, nos gusta más Luján, que ofrece ese aroma entre frutal y vegetal, con un andar delicado y de taninos bien rodados. Largo al paladar, es un tinto perfecto para comer, por su buen balance y expresión gustativa.

Bodega Tacuil (2014, $460) Con uvas de sus viñedos a 2500 metros de altura, en el departamento salteño de Molinos, la familia Dávalos eligió la cosecha 2014 para elaborar su primer varietal de Cabernet. Es una edición limitada de sólo 700 botellas. Al igual que el resto de la etiquetas de la bodega, el vino no pasa por barrica lo que deja al desnudo el carácter de este terroir extremo. Se aprecian aromas de confituras de frutos negros, tierra húmeda, dejos cárnicos y trazos especiados. Paladar suculento con buena frescura en medio de boca.

Salentein Primus (2012, $660) desde que asumió como enólogo de esta bodega del Valle de Uco, José Galante siempre estuvo tentado con elaborar un Cabernet Sauvignon. La uvas indicadas las encontró en el viñedo El Oasis que Salentein posee en Tunuyán. Para la elaboración destinó el 50% de la fruta a barricas de primer uso y el resto a cubas de 7000 litros. De este modo se asegura buen vigor sin excesos. El vino resulta elegante, con un perfil bordelés clásico y sobrio. Un gran tinto para paladares entrenados.

DV Vineyard Designated La Pirámide (2010, $695). El viñedo conocido como La Pirámide, ubicado a 950 metros en Agrelo, Luján de Cuyo, es probablemente el mejor cultivado en materia de Cabernet Sauvignon. Por la sencilla razón de que Nicolás Catena, propietario de la casa, tiene la meta personal de hacer el mejor Cabernet de Argentina. Y esta desclasificación de DV, es decir, la selección de un viñedo a contar de un vino, es una gloria de balance, elegancia y potencia. Se consigue a cuenta gotas.

Familia Zuccardi Finca Los Membrillos (2012, $1100). La Consulta, en Valle de Uco, tiene suelos más arcillosos y limosos que otras partes del valle. De ahí que el Cabernet Sauvignon, que le gusta tener las raíces húmedas, vegete bien. Ejemplo cabal es este vino de Familia Zuccardi, lanzado este año al mercado y que resume la potencia de la variedad, su estructura y frescura, en un tinto lleno de sabor y delicadeza. Son pocas botellas, eso sí. A no perderlas.

Fuente: Vinomanos.

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES