Vinos para principiantes: etiquetas para aprender a catar. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
35% OFF en vinos seleccionados. Hacé click acá.
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamanos al 5352-8466 (VINO)

VINOS PARA PRINCIPIANTES: ETIQUETAS PARA APRENDER A CATAR

Vinos para principiantes: etiquetas para aprender a catar
Tiempo de lectura:
6 minutos

Compartir

31/01/2012
A todos nos gustaría saber, con sólo mirar la copa, girarla y oler, qué vino, qué añada y qué cepa tenemos delante. Acá va una lista de etiquetas con buena relación precio calidad para empezar a entrenarse sin gastar una fortuna.

El mundo del vino es siempre seductor, pero para entrar en él hay que tener un mínimo de entrenamiento. El mismo puede llevar mucho tiempo y no es lógico ni recomendable gastar una fortuna comprando vinos Premium para encarar la tarea. Cuando empezás a probar, si bien no tenés el paladar a punto para disfrutar plenamente de determinados vinos, sí podés empezar a descubrir algunos descriptores característicos de ciertas cepas. Y para esto, no hacen faltan botellas por las que tengas que entregar un riñón. Aquí van algunos ejemplos.

VINOS BLANCOS

Lo más sencillo es arrancar por los blancos. Al ser menos complejos, te permiten distinguir más fácilmente algunos descriptores. A continuación, algunos blancos bien gauchitos:

Sauvignon Blanc: Latitud 33° de Bodegas Chandon ($29) VER FICHA AQUÍ.
Es un vino que refleja clara y fielmente los descriptores de esta característica cepa. Es comprensible que no identifiques un aroma a grosellas del Tíbet, pero el clásico (aunque por suerte leve) olor a pis de gato que nos da este blanco lo tenés que sacar. Si en alguna reunión notás un dejo a dicha sustancia en tu copa, tenés enfrente un Sauvignon Blanc. O empezá a correr a la mascota del anfitrión.

Torrontés: Etchart Privado Torrontés 2010 ($13) VER FICHA AQUÍ.
Con sólo mencionar esta cepa se nos viene a la mente una zamba. Este vino salteño a la vista es limpio y brillante, con inconfundible aroma floral: un ramo de jazmines, rosas y violetas, al que se le suman frutas tropicales. Al beberlo, tiene un dejo amarguito al final por lo herbáceo, que se equilibra con miel y algo de flores.

Cosecha Tardía: Norton Cosecha Tardía ($23) VER FICHA AQUÍ.
Si queremos empalagarnos con dulzura, o nos conseguimos una novia pesada o vamos a la góndola de cualquier súper o almacén y compramos este ejemplar elaborado con uvas Chardonnay maduradas por demás. A la vista se muestra amarillo brillante dorado y posee aromas a flores blancas y damascos. Es un vino de cuerpo y sabor bien melosos, ideal para acompañar con queso azul.

TINTOS JÓVENES

Para aprender de estos tintos perfumados hoy en día hay una gran variedad. Ojo: no olvidar catarlos a la temperatura indicada, ya que calientes nos parecerán una buseca y muy fríos no nos tirarán azahar alguno.

Malbec: Atilio Avena ($22) VER FICHA AQUÍ.
Una buena opción en este segmento es el Atilio Avena. Con ver el color violáceo e intenso de este vino, podrás entender y gritar a los cuatro vientos que se trata de un vino joven, de cuerpo medio, con aroma y sabor a ciruelas y a moras.

Cabernet Sauvignon: Viñas de Narváez de Casa Boher ($35) VER FICHA AQUÍ.
Es un gran representante de la cepa por su color rojo violáceo, su aroma a fruta roja y a pimiento, del cual repite el sabor. Directo del Valle de Uco, este mendocino te enseña qué es un Cabernet Sauvignon a un precio que es un regalo.

Syrah: Callia Syrah Reserve ($25) VER FICHA AQUÍ.
Si buscamos un típico Syrah, es lógico que nuestra memoria nos guíe para San Juan. Este vino viste un color rojo profundo, con vivos reflejos azulados. Huele a ciruelas, higos maduros, tabaco y canela. El Callia es levemente dulce al saborearlo y nos da la posibilidad (a cambio de una módica suma) de aprender de qué hablamos cuando describen esta variedad.

Merlot: Marcus Merlot ($28) VER FICHA AQUÍ.
Tan patagónico como el cordero, este exitoso tinto de la bodega Humberto Canale tiene las notas de esta cepa a flor de hollejo. Color rojo granate, aroma a frambuesas, cerezas y cassis, en boca es frutado con algo de chocolate y vainillas, clásico del Merlot sureño.

VINOS DE GUARDA O CORTE

Son los que combinan dos o más cepas. Acá entramos a la parte más difícil del aprendizaje, donde nos complican los aromas terciarios, como el tostado y el cuero. Aquí te tiramos algunos ejemplos claros y clásicos de vinos de guarda argentos, que no dejan en rojo tu tarjeta de crédito.

López Malbec ($20) VER FICHA AQUÍ.
Con dos años de reposo en toneles de roble francés, es un vino ideal para aquellos a los que todo les entra por los ojos. Exhibe ese característico tono teja en la herradura de la copa y el aroma frutal permite la búsqueda del aroma terciario del cuero. Así entrenaremos el olfato para cuando descorchemos un vino de guarda caro que presente estos mismos, característicos aromas. Este tinto de taninos suaves se banca, en las condiciones adecuadas, una guarda de 10 años.

San Felipe Tinto Caramañola 2010 ($18) VER FICHA AQUÍ.
En su interior, esta clásica botella panzona de Bodega La Rural tiene 40% de Cabernet Sauvignon, 30% de Merlot y 30% de Malbec. Sus distintos pasos por roble le dan la suficiente complejidad para que al probarlo resulte aterciopelado (suena a una melosa banda de cumbia, pero es un descriptor), haciéndolo agradable de tomar y enseñándonos que se trata de un vino complejo de corte.

Weinert Carrascal ($30) VER FICHA AQUÍ.
Se suele ver bien seguido en los supermercados orientales -no en los uruguayos- donde tienen buenos Tannat. Es otro clásico argentino. Su paso por madera aporta claros aromas ahumados y cárnicos, sin dejar de lado lo frutal; en boca es igualmente frutado, con los taninos algo apagados por el paso del tiempo en sus grandes toneles. Vale la pena la experiencia.

ESPUMANTES

Últimas en orden pero no en importancia, no podíamos dejar afuera a las burbujas. En este caso, para muestra basta un botón, o mejor dicho un extra brut.

Canciller Extra Brut ($30) VER FICHA AQUÍ.
Este espumoso producido mediante el método Charmat, además de ser muy rico, se encuentra a un excelente precio. Variedad elaborada a base de Chardonnay y Chenin, nos da fe del famoso efecto mousse (espuma) con sus burbujas finitas: no molestan como las de la soda ni se encuentran ausentes.


Fuente: Daniel Rosa - Planeta Joy.


OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA


Selecciones especiales