Maridajes Patagónicos: Malbec y cordero. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamanos al 5352-8466 (VINO)

MARIDAJES PATAGÓNICOS: MALBEC Y CORDERO

Maridajes Patagónicos: Malbec y cordero
Tiempo de lectura:
3 minutos

Compartir

07/11/2011
En el mundo, cada región vitivinícola tiene su maridaje fundacional. En la Patagonia el acuerdo de comida y vino es entre Malbec y cordero.

El vino no evolucionó solo. Lo hizo de la mano de la gastronomía, sobre la mesas de los hogares y junto a los diversos platos que se acostumbran elaborar en cada una de las regiones vitícolas del mundo.

Así nacieron acuerdos tan clásicos y tácitos, como el de los quesos y los vinos blancos ácidos -en Loire, Francia-; los Portos con frutos secos -en Portugal-; tintos bordoleses con carnes de caza.

Y mientras que en cada región la historia de la comida formó el acuerdo entre vinos y platos, en nuestro país, como las en donde las zonas productoras son más nuevas que en Europa, el maridaje sigue siendo un lugar casi vacante. Casi, porque hay algunos acuerdos ya forjados. Entre ellos, el que forman Malbec y cordero patagónico es el mejor logrado.

Como el cordero tiene un intenso sabor y su carne pesada, para disfrutarlo conviene buscar tintos de taninos vivos, con buena acidez y aromática profunda. Una descripción perfecta para el Malbec de la región patagónica.

El clima más frío y los veranos más cortos, consiguen que el Malbec de la región sea rústico y vigoroso cuando es joven, pero que al cabo de uno o dos años en botella consigue afinar su elegancia sin restar su ímpetu. Algo imposible en otras regiones, como San Juan o el Este mendocino.

De ahí que el maridaje regional más interesante, desde el punto de vista de la combinación de sabores, consigue imponerse incluso como una asociación de corte netamente argentino. Con un plus nada despreciable: la Patagonia abona el imaginario del cordero braseado a cielo abierto o hecho a la llama.

¿Qué vinos probar?

Saurus Patagonia Select Malbec 2009. La bodega Familia Schroeder elabora este ejemplar de profundidad gustativa, en el que destaca su buena aromática frutal, con elegante trazos de roble, que anteceden a una boca envolvente, jugosa y de largo final. Perfecto para un cordero braseado.

Bodega del Fin del Mundo Malbec 2009. Producido en San Patricio de Chañar por la bodega homónima, es un varietal de expresión lograda y jovial. En él, la fruta es la dominante, con una paso suave al tacto y a la vez intenso, con taninos evidentes. Inmejorable con unos ravioles de cordero.

Malma Reserva Malbec 2009, es el caballo de batalla de la bodega neuquina NQN. Potente, destaca por su aromática frutada y por su boca de taninos marcados. Impetuoso, funciona muy bien con el cordero a la llama.


Fuente: La Mañana de Neuquén.


OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA


Selecciones especiales