El auge de los blends blancos: cada vez más enólogos y bodegas apuestan por este estilo de vinos. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

EL AUGE DE LOS BLENDS BLANCOS: CADA VEZ MÁS ENÓLOGOS Y BODEGAS APUESTAN POR ESTE ESTILO DE VINOS

El auge de los blends blancos: cada vez más enólogos y bodegas apuestan por este estilo de vinos
Tiempo de lectura:
7 minutos

18/06/2018
Los cortes de variedades blancas no paran de ganar presencia en el mercado argentino. En esta producción, seis vinos para no perderse

Sutilmente pero a paso firme, los blends blancos van ocupando cada vez un mayor espacio en las estanterías de las vinotecas.

Es una tendencia bastante silenciosa, que se mueve por detrás de las luces y del ruido mediático que sigue generando el Malbec.

Pero están ahí y cada vez son más.

En este sentido, hay una búsqueda innegable por parte de las bodegas y, especialmente, de los enólogos, que cada vez están explorando más el terreno del assemblage, una categoría hasta ahora monopolizada por los cortes de uvas tintas.

"Hay un crecimiento en mezclas blancas acompañada por una fuerte inquietud de un público en su mayoría joven que busca algo diferente e innovador. Creo que se está dando el mismo fenómeno que sucede desde hace unos años con los blends de tintos", apunta la enóloga Victoria Prandina, de la bodega Trivento.

"Un vino elaborado a partir de distintas variedades es muy atractivo porque encontrás historias de terruños, de los descriptores y de las razones de esa combinación única e irrepetible. Me encanta elaborar estos vinos, tienen mucho de mí", agrega la experta.

En paralelo, Pablo Cúneo, enólogo de Luigi Bosca, plantea que la rica diversidad de suelos y climas que se da en la Argentina allanó naturalmente el camino hacia una mayor exploración.

"Se están logrando blends con atributos de complejidad y equilibrio basados en los aromas primarios de las uvas que resultan muy atractivos para los consumidores y muy adecuados para acompañar comidas", afirma.

Para luego agregar que, desde el punto de vista comercial, "los blends de vinos blancos representan una oportunidad para llegar al consumidor con propuestas originales, novedosas y, sobre todo, de gran calidad".

"Hoy el consumidor de vinos es más curioso, con lo que pienso que son vinos que fácilmente cautivan el gusto de muchos", recalca, dejando el claro que esta tendencia no hará más que potenciarse.

Así como en el universo de variedades tintas hay blends muy instalados (como Malbec y Cabernet Sauvignon, o Malbec y Cabernet Franc, por nombrar solo un par de ejemplos), en el terreno de los blancos los enólogos tienen sus preferencias.

"En las últimas reuniones con colegas hemos degustado excelentes exponentes blancos elaborado a partir de Chardonnay, Sauvignon Blanc y Semillón o Pinot Gris y Viognier", apunta Prandina.

En tanto, Cúneo afirma que el Chardonnay se complementa muy bien con Sauvignon Blanc, Viognier y Semillón, en tanto que se logran buenos resultados con Riesling y Sauvignon Blanc, así como a partir de un assemblage de Chenin y Semillón.

"Las mezclas pueden ser muchas, lo importante es probar cada posibilidad, esto es lo que hace divertida la enología", señala el enólogo de Luigi Bosca.

De cara al futuro, desde Trivento, Prandina asegura que hay excelentes perspectivas para este tipo de vinos en la Argentina: "Si bien el volumen elaborado de este tipo de vinos es pequeño en comparación con su par tinto, la realidad es que cada vez más consumidores se suman y animan a disfrutar de los blend blancos".

En paralelo, Cúneo afirma que en el mercado internacional la Argentina es conocida básicamente por el Malbec y por ser un país de gran potencial para vinos tintos en general.

Sin embargo, señala que "el verdadero valor que tenemos como región vitivinícola es la diversidad. Creo que es cuestión de tiempo, y aunque es un desafío, con los años seremos reconocidos también por la calidad de nuestros vinos blancos".

A continuación, iProfesional presenta una producción de seis etiquetas recomendadas que confirman la gran diversidad de blends blancos que hay en el mercado.

¡A tomar nota!

Tordos Viognier Sauvignon Blanc 2017 – Bodega Tordos Wines – Precio sugerido: $220

El enólogo Francisco "Paco" Puga, que actualmente comanda el departamento de enología en El Porvenir de Cafayate, viene sorprendiendo con su proyecto personal, dado que muestra la enorme versatilidad de los Valles Calchaquíes. Este blend conjuga Viognier y Sauvignon Blanc y el resultado es un ejemplar en el que fluyen las notas de frutas blancas, con toques a hierbas frescas y un recuerdo a miel. En boca avanza súper equilibrado: hay un juego entre la ligereza y cierto volumen. Y antes de que amague con volverse oleoso, entra una acidez filosa que estira el final y le otorga un pulso vibrante, que permanece.

Marcelo Pelleriti Signature Blend de Blancs 2017 – Bodega Marcelo Pelleriti Wines – Precio sugerido: $340

Es difícil de conseguir, pero es un blanco que vale la pena y que muestra el costado más despojado y sutil de este reconocido enólogo. Al instante se nota que no quiso alumbrar un ejemplar de alto impacto, sino que buscó un vino sobrio. A partir de un mix de Chardonnay y Sauvignon Blanc, ofrece una paleta que conjuga notas de duraznos, flores blancas y un recuerdo a yerba dulce. Al paladar presenta un buen peso, pero está a años luz de cansar: tiene una acidez marcada y bien refrescante. Estas dos variables, oleosidad y cierto filo, marcan un contrapunto cuyo resultado es un vino equilibrado y muy disfrutable.

El Esteco Blanc de Blancs 2017 – Bodega El Esteco – Precio sugerido: $440

De "arquitectura" compleja, este blanco salteño es un ejemplar bien singular, dado que conjuga tres variedades clásicas de Francia, como Marsanne, Viognier y Rousanne, con otras dos más familiares para los consumidores argentinos, como Chardonnay y Torrontés. Se trata de un delicioso blanco que conjuga aromas que recuerdan a la fruta blanca, con trazos tropicales, dejos a flores blancas y un dejo a especias dulces muy suave. En boca tiene un fluir que se potencia: entra suave y ligero pero hacia el final gana más cuerpo y presencia, cerrando con un recuerdo de frutas blancas y dejos tropicales, sin resignar frescura.

Lejanamente Juntos 2017 – Bodega Trivento – Precio sugerido: $450

Un blend de partida bien limitada (apenas se elaboraron 1.000 botellas) y que conjuga Chardonnay, Semillón y Sauvignon Blanc de viñedos de Luján de Cuyo y de Tunuyán, en el Valle de Uco. En nariz se presenta complejo, entregando notas de frutas de pepita, como peras, y otras de carozo, como damascos. Suma además dejos a cedrón y otras hierbas. Al paladar se presenta ligero, amable y bien fluido, con un andar por el centro del paladar. Es delgado pero apenas sucroso. Conforme avanza, deja recuerdos a más frutas blancas y aparece una pincelada cítrica. Deja una atmósfera fresca pero sin estridencias. En la suma de detalles está la fortaleza de este blanco.

Luigi Bosca Del Alma 2017 – Bodega Luigi Bosca – Precio sugerido: $480

Blanco sutil y que claramente está en línea con la tendencia actual de ofrecer ejemplares más austeros y menos exuberantes. Conjuga Chardonnay, Sauvignon Blanc, Viognier, Pinot Gris y Riesling y en nariz se nota esa complejidad, pero sin sobreactuaciones. Aparecen notas de frutas blancas, tipo duraznos, con toques de flores blancas, hierbas y un suave dejo cítrico. En boca mantiene ese mismo espíritu minimalista, con buen balance entre un paso apenas graso y una acidez presente, para cerrar con un nítido dejo a pomelo rosado. Todo contribuye al buen equilibrio general. Pensado para quien busca un blanco ni goloso ni excesivamente filoso.

Susana Balbo Signature White Blend 2017 – Bodega Susana Balbo Wines – Precio sugerido: $845

En este blanco, el Sauvignon Blanc y el Torrontés pelean por el papel principal, con un Semillón que corre un poco más de atrás. La paleta suma notas cítricas y herbáceas, con un dejo palpable a cedrón, y la esperada carga de fruta blanca. En boca es un vino con buena densidad, con una acidez presente pero medida. Se nota el estilo que quisieron lograr: con una frescura palpable pero de una elegancia sostenida. Cierra con una nota a pomelo rosado que queda impregnada en el paladar. Sin dudas, un blanco de clase mundial.

Fuente: Juan Diego Wasilevsky - iProfesional.

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES