5 merlot para salvar la variedad. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

5 MERLOT PARA SALVAR LA VARIEDAD

5 merlot para salvar la variedad
Tiempo de lectura:
5 minutos

12/04/2017
En nuestro país suele ocultarse en los vinos de corte clásico y pocas bodegas lo elaboraban como varietal. Gracias a los enólogos que confían en su potencial y trabajan para mejorar su calidad, la cepa se reivindica en cada cosecha.

Es uno de los tres cepajes más finos y codiciados, además de la base del Château Pétrus, uno de los dos vinos más caros del mundo. Originario del sudoeste francés, es la segunda uva tradicional y en importancia de Burdeos. En Saint Émilion y Pomerol llegó a su plenitud. Hoy vive un gran auge en el viejo mundo -Italia y el este de Europa- y también en Chile. La Argentina logró un excelente desarrollo en las zonas más frescas, ya sea por altura (Luján de Cuyo y Valle de Uco, Mendoza) como por clima (San Patricio del Chañar, Neuquén, y Alto Valle de Río Negro, Río Negro).

La variedad se caracteriza por su suavidad y redondez. Para quienes no lo conocen se parece al cabernet sauvignon pero con menos taninos, estructura y acidez. Produce vinos de gran complejidad aromática que se llevan muy bien con la crianza. Sufrió una fuerte depresión cuando cayó su consumo como consecuencia de la película Entre copas, donde se destacaban las virtudes del pinot noir y se desprestigiaba al merlot. Hoy, a través del trabajo de críticos y productores, se habla de la reivindicación de la cepa.

Uno de los pocos que confían en su potencial local es Mariano Di Paola, enólogo de Rutini Wines y asesor de Patritti, quien asegura que si bien lleva varios años implantado, aún no se conoce todo su potencial. "Es una uva clásica que no pasa de moda y necesita terruños frescos para lograr la madurez, de lo contrario puede llegar a arrebatarse y perder aromas, sabores y carácter. Hoy trabajamos para mejorar la variedad, aunque todavía hay pocas etiquetas de muy buena calidad", concluye Di Paola. Aquí, cinco marcas que vale la pena probar.

Primogénito Merlot 2013 - Bodega Patritti, San Patricio del Chañar, Neuquén, $236

Con un par de añadas en su haber, el Primogénito Merlot es un vino distintivo, elaborado con la asesoría de Mariano Di Paola, experto en la variedad. Maduro, especiado, mineral, con una equilibrada acidez y taninos finos que permiten disfrutar de una boca explosiva y llena de fruta. Tuvo 12 meses de crianza en roble francés, la madera está bien integrada y las notas tostadas le dan personalidad. Además, impacta desde la nariz y es tan complejo que no se puede dejar de proyectar en el tiempo. Potencial de guarda de cinco a seis años.

Saurus Select Merlot 2013 - Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén, $235

De estilo bien definido, este merlot patagónico es pura elegancia y complejidad, tanto en nariz como en boca. A esto hay que sumarle la mano de Leonardo Puppato, especialista en sacarle buen jugo al terroir patagónico. Con perfil frutado y mentolado, se destaca por su paladar fluido, taninos leves, y entrada dulce y refrescante que se abre y muestra una intensa frutosidad. Solo el 40% del vino tuvo 12 meses de crianza en roble americano y francés, de ahí su final tostado.

Aniello 006 Merlot 2015 - Bodega Aniello, Valle de Río Negro, Río Negro, $230

Gran representante del merlot patagónico que muestra calidad y complejidad desde la primera cosecha. Elaborado con uvas de Mainqué (Valle de Río Negro) es todo equilibrio, boca plena desde la entrada hasta el final, carácter frutal y acidez presente. Parte del vino tuvo una crianza de 12 meses en roble francés y americano, y tiene buen ensamble con la madera, textura suave, taninos maduros y mineralidad. Además, combina la frescura de la juventud con la elegancia del paso del tiempo y gana prestigio día a día.

Rama Negra Reserva Merlot 2013 - Bodega Casarena, Luján de Cuyo, Mendoza, $199

Tinto moderno con características frutales y especiadas muy expresivas. Elaborado con uvas de viñedos propios de Agrelo y Perdriel, es un vino redondo y muy bien hecho, de excelente balance y muy fácil de beber, con un final que no termina y se complejiza aún más con el tiempo en la copa. Tuvo 10 meses de crianza en roble francés y americano, y sobresale por su marcada acidez, que se refleja en un cuerpo fresco y equilibrado con suaves taninos. No es muy concentrado, solo elegancia y buena relación precio calidad.

Domaine Bousquet Premium Merlot 2015 - Bodega Domaine Bousquet, Valle de Uco, Mendoza, $165

Merlot del Valle de Uco, una nueva zona para esta cepa. Elaborado con uvas orgánicas de Gualtallary, Tupungato (a 1.200 metros de altura), por los enólogos Lenin Martínez y Emilio Abrahan, con el asesoramiento del norteamericano Paul Hobbs, se destaca por su frescura y juventud. Con muy buena concentración, taninos suaves, acidez natural y alcohol equilibrado. Tuvo seis meses de crianza en barricas de robre francés y americano, y es un vino delicado y muy bien elaborado, listo para beber.

Fuente: Verónica Gurisatti - Brando.

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES