10 vinos pileteros para beber este verano. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
40% OFF en vinos seleccionados. Hacé click acá.
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamanos al 5352-8466 (VINO)

10 VINOS PILETEROS PARA BEBER ESTE VERANO

10 vinos pileteros para beber este verano
Tiempo de lectura:
4 minutos

Compartir

21/01/2014
Te recomiendo un dream team de blancos y rosados para beber junto a la pileta y algunos snacks para agrandar el combo cuando cae la tarde.

La perspectiva de un blanco o un rosado fríos, mientras se contempla el manso vaivén de la pileta al final de un tórrido día de sol, funciona como un deliciosa promesa de aliento cuando, a eso de las tres de la tarde, desde los visillos del cuarto en penumbras, el amante del vino observa esa hora muerta en que los pájaros se desmayan en las ramas de los árboles y la siesta es pura e incandescente quietud en el jardín.

Esa misma perspectiva salvadora, lleva al amante del vino a un momento de introspección y contabilidad: ¿quedarán en la heladera las botellas que recuerda haber puesto hace uno o dos días, antes de que empezara la ola de calor? ¿O será que con las cenas de ayer y antes de ayer se agotaron los recursos con los que ahora sueña? Ni lerdo ni perezoso, dirige sus pasos hacia la heladera en donde comprueba que, no sin asombro, otra vez la sed pudo más que el acopio. Y anota en la lista de compras del supermercado, "vinos pileteros." ¿Pero cuáles? Estos diez, por ejemplo.

Goyenechea Rosé 2013 ($37). Producido en San Rafael con Merlot, este rosado de un color atrapante, ofrece aromas frutales bien claros y una paladar de entrada dulce y elevada frescura. Condición necesaria para entrarle un guacamole con nachos, aún cuando la malla no esté del todo seca.

Portillo Sauvignon Blanc 2013 ($39). Muy aromático, tirante de acidez y con el paso chispeante, este Sauvignon del Valle de Uco es un peso pesado la categoría de los precios livianos. Bien frío y acompañado de tostadas, queso crema, jamón crudo y unas hojas de rúcula, forma un aperitivo redondo.

Norton Torrontés 2013 ($39). Del pelotón de Torrontés mendocinos el de Norton tiene el mérito de la cordialidad aromática y la frescura de boca, sumado a una paso amplio y voluminoso para el promedio del varietal. Buen ejemplar para acompañar una tablita de quesos que lleve gouda, brie y un picante parmesano.

L'Argentin de Malartic Rosado 2012 ($47). Elaborado por bodega DiamAndes en el Valle de Uco, este rosado de Malbec de nombre impronunciable para el argentino promedio es un émulo de uno francés, perteneciente a los mismos dueños de la bodega. Nomenclatura aparte, es un rosé de una excelente relación calidad precio, seco y de paso refrescante. Ideal para acompañar quesos varios.

Emilia Rosé 2013 ($55). Elaborado a base de Malbec, este rosado se inscribe en el pelotón de los pileteros por mérito de sus aromas frutales e intensos y su paladar levemente edulcorado. Dos condiciones que, bien frío, sabrán bajarle la térmica a la tarde de la mano de un melón con jamón, por ejemplo.

Amalaya Blanco 2013 ($55). Curioso y fragante blend de Torrontés y Riesling, este blanco atractivo está elaborado en Salta por la bodega homónima. Su fuerte es la frescura y el paso algo nervioso y suave. Es perfecto para acompañar con maní y pochoclo salado, bajo la sombrilla.

Séptima Sauvignon Blanc 2013 ($59). Blanco de una aromática compleja, que pica entre las hierbas y las frutas tropicales, propone una boca acuosa y de elevada frescura para el promedio de los blancos nacionales. ABC indispensable a la hora de acompañar a un queso de cabra con miel de caña, damascos secos y un hilo de oliva extra virgen para rematar.

Intimo Sauvignon Blanc-Semillón 2013 ($60). Dos uvas patagónicas -una con perfil histriónico, la otra sobrio- se combinan para dar un blanco fragante y de paso filoso. Elaborado por Humberto Canale en el Alto Valle, es ideal para acompañar unas salchichitas húngaras con mostaza de Dijón en ese momento difuso en que el sol desaparece en el horizonte.

Saurus Sauvignon Blanc 2012 ($60). Este ejemplar, elaborado por Familia Schroeder con uvas del Chañar, es cristalino y ligeramente verdoso, con aromática herbal y cítrica y un paladar suelto, de textura tersa y paso veloz. Muy gastronómico, es perfecto para unas tostadas con queso crema y pepinitos encurtidos.

Altos Del Plata Chardonnay 2012 ($64). A la hora de bajarle la temperatura al cuerpo, este Chardonnay del Valle de Uco resulta un combo redondo: complejo y típico, a la boca ofrece textura untuosa y rica frescura. El combo ideal para dar cuenta de unas olivas negras griegas, un tapeo de quesos y boquerones encurtidos.


Fuente: Joaquín Hidalgo - Planeta Joy.

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA


Selecciones especiales