La Rioja: tradición y dinamismo de mercado. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

LA RIOJA: TRADICIÓN Y DINAMISMO DE MERCADO

La Rioja: tradición y dinamismo de mercado
Tiempo de lectura:
5 minutos

19/10/2011
Aunque sus fronteras están bien delimitadas por la denominación de origen calificada (DOCa) de España, algunos productores de La Rioja, ya buscan su propia segmentación para hablar de terruños de los cuales la calidad de las uvas es superior.

La referencia es Rioja Alavesa (zona que visitó el equipo de ADV) en la que pudimos conocer cómo trabajan bodegas de gran tradición como Marqués de Riscal, primera bodega establecida en la región; bodegas pequeñas de alta gama como Remelluri, que consiguió 96 puntos Parker con su cosecha 1999 (un gran vino de 36 euros); bodegas que elaboran vinos de gusto internacional como Baigorri y bodegas familiares que han hecho un gran trabajo en mejorar la calidad de sus vinos, como Ostatu, propiedad familiar de nuestro anfitrión, Gonzalo Saez de Samaniego.

La DOCa Rioja abarca algunas comunidades de Castilla y León, Navarra, el País Vasco y La Rioja que a su vez son dividas en tres grandes zonas Rioja Alta, Baja y Alavesa. En total, la región tiene bajo la denominación un promedio de 64.000 hectáreas, de las cuales 14.000 corresponden a la zona de La Rioja Alavesa, mientras que el resto se divide en las zonas Alta y Baja.

La tinta prevalece

La principal variedad es el Tempranillo, aunque también están autorizadas (y se usan en los cortes), Garnacha, Mazuelo y Graciano en las tintas. Las blancas ocupan una superficie menor, diezmada en décadas, ya que no se querían uvas blancas en el mercado e injertaron tintas. Por lo tanto, la superficie con las blancas clásicas de la zona -Viura, Malvasía y Garnacha blanca- es sensiblemente menor.

La Rioja Alavesa tiene el 25% de la superficie cultivada, el 28% de la elaboración, el 35% de la comercialización y más del 50% de las bodegas de la DOCa que en total constituyen unas 625. La mayor parte de las grandes bodegas están en esta zona.

Las principales bodegas de la DOCa Rioja son: El Coto (producción de 20 millones de botellas), Campo Viejo (29 millones de botellas), Marques de Cáceres (10 millones de botellas) y Bodegas Faustino (9 millones de botellas). Estas grandes productoras tienen fuerte peso. Además, en el Consejo Regulador, próximo a elección de autoridades, hoy presionan para que la DOCa permita la implantación de blancas, como el Albariño (tan de moda hoy en el mundo), algo a lo que los productores tradicionales de La Rioja se resisten también con decisión.

"No podemos cambiar según los caprichos del mercado; esta es una región tradicional de tinto y queremos que así se mantenga", comentaron los propietarios de Ostatu. Dialogando con la gente que tiene sus raíces en estos suelos verdes y fértiles, situados a sólo 80 kilómetros de la fría ciudad de Burgos, se comprende su amor por la tradición. Un paseo por las laderas nos muestra lagares tallados en la piedra, que datan de miles de años y que eran utilizados -creen los arqueólogos- para elaborar el vino. En La Guardia, un pueblo amurallado de la Edad Media, las casas fueron construidas sobre bodegas subterráneas que aún existen, que datan del 1.500 o aún antes.

Productores a pequeña escala buscan diferenciarse

En La Rioja Alavesa, la mayoría de los productores tiene una producción sensiblemente menor -de 100 a 500 mil botellas- que busca diferenciar en los mercados externos, pero también dentro de España. En este sentido, en esta región que se está abriendo fuertemente a las exportaciones (aunque el mercado interno resulte todavía muy atractivo), la relación aún es 40% mercado externo, 60% mercado externo en la mayoría de los casos.

Gonzalo Saenz de Samaniego, deja claro que a los bodegueros chicos de su zona, les conviene mucho más salir al mundo como Rioja Alavesa, que como vino de Rioja y mucho más que como "vinos de España". Esto debido a la crisis internacional que hizo que mucho del vino de la región saliera a precios bajos a los mercados, especialmente a Estados Unidos. "Los suelos de La Rioja Alavesa son muy ricos en calidad por contener arcilla y caliza, muy diferentes a los que se pueden obtener en las zonas altas y bajas de La Rioja. El macizo de Cantabria hace que nuestro clima sea más húmedo; tenemos bastante altura en relación al nivel del mar; suelos arcillosos que administran bien el agua, todo esto hace que nuestros vinos se diferencien del resto de La Rioja, incluso de zonas que están a 30 o 40 kilómetros de aquí", comenta.

Diferenciarse por calidad e historia en un contexto de crisis, en el que la DOCa obliga, además, a estos productores a utilizar mucha barrica -y una barrica de roble francés cuesta de 600 euros en adelante- para los vinos "Crianza" y "Reserva" es imprescindible para sobrevivir a estos tiempos de crisis, más que una simple cuestión de estilo. Un Gran Reserva, vino que se está perdiendo en La Rioja, tiene que permanecer en barrica 3 años y 2 en botella. Calculemos entonces, el costo financiero que tiene un productor de tales vinos, en un mercado tan dinámico como el actual.


Gabriela Malizia y Soledad Gonzalez - Area del Vino.


OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES