Gourmet: ser o no ser. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

GOURMET: SER O NO SER

Gourmet: ser o no ser
Tiempo de lectura:
6 minutos

23/04/2012
Un estilo de vida que traspasó el buen gusto por la comida y la bebida.

Las tendencias de la cocina mundial llevan a que los restaurantes de diversos lares se acerquen a lo gourmet, se llamen de cocina gourmet o incluso hay personas que son gourmet, cosa que para muchos mortales, es algo incomprensible.

Googleamos la palabra mágica y la no menos mágica Wikipedia respondió: Un gourmet o gurmé es una persona con gusto delicado y exquisito paladar, conocedor de los platos de cocina significativamente refinados, que tiene la capacidad de ser catador de talentos de gastronomía al probar el nivel de sabor, fineza y calidad de ciertos alimentos y vinos.

Parámetros: Un catador de comida distingue en sus observaciones, si un plato es "Delicatessen", es decir, si va de acuerdo con las exigencias que requieren las debidas preparaciones de los productos alimenticios de la más alta gastronomía.

Para rastrear mejor este término recurrimos a Aldo Ansaldi, Chef Director de Arrayanes Instituto de Alta Gastronomía quien marca el parentesco entre gourmet y sibarita destacando que no sólo se refiere al aprecio por la buena mesa sino a un estilo de vida.

"Un sibarita es una persona de gustos refinados, amante de la buena mesa, buenos vinos, aceites y todo lo relacionado con la buena vida. La moda, el arte, la música, los viajes, las aficiones y hasta la tecnología están entre las muchas preferencias que se incorporan al estilo sibarita que en muchos países se asocia a lo gourmet".

De qué se trata

Frente al maremágnum de productos con etiqueta "gourmet" que aparecen ante los ojos de los consumidores del tercer milenio Ansaldi explica que "con el paso de los años, las personas han variado su filosofía sobre el modo de percibir lo gourmet, han desplazado sus apetencias hacia un espectro más amplio de complacencia. A un mundo de sensaciones, delicadezas y excelente servicio".

"Por ello quienes están encargados de satisfacer esas necesidades, los comerciantes de diversos rubros, añaden valores a los productos gourmet, con ofertas exclusivas, un diseño muy propio, peculiar y distintivo en el envasado y etiquetado, así como atractivas decoraciones en los platos, que los hacen más apetitosos a la vista y al paladar".

"Todo está en llenar de placeres al cliente y por eso desde los platos más sencillos hasta los más exóticos son adornados de forma peculiar, en algunos casos con extravagancias como por ejemplo pétalos de rosas comestibles. La variedad de productos gourmet crece en igual medida que las apetencias del consumidor, y la amplia lista de ofertas de tan altísima calidad incluye desde embutidos, jamones, quesos, caviares, pastas, carnes, aves, mariscos, salsas, mermeladas, panes, semillas, granos, chocolates, postres, vinos, licores, cafés y hasta helados.

Con esta misma filosofía de ser gustoso, de los mejores sabores y selectivo de lo más exquisito, se logra percibir el mundo de otro modo y enfocar el buen gusto hacia otros placeres de la vida, como el buen vestir, la música, los viajes exóticos y el entretenimiento" afirma.


Una plaza de placeres

Nos preguntamos si existe una Mendoza gourmet, Aldo Ansaldi responde: "La gastronomía , el turismo, la hotelería y todos los servicios que convocan a visitantes y gente de buen vivir hoy están en pleno desarrollo en la provincia. Mucho gracias al vino y en torno a él, culturalmente y gastronómicamente hablando".

Y va más allá "podemos convertirnos en una de las capitales gourmet del mundo porque tenemos todo para ofrecer a una persona que conoce y gusta del buen vivir: los mejores vinos , aceites de oliva , frutas , verduras, carnes, paisajes, montaña, hoteles, una ciudad nueva limpia y muy atractiva. También se está trabajando en el servicio. Los restaurantes de la ciudad o los de bodegas que están tan de moda y las escuelas de gastronomía están conscientes de estos cambios y de las expectativas que generamos a los visitantes, por lo tanto se trabaja en ello desde todos los puntos de vista, social, cultural, estratégico e institucionales", cierra .


Lo que un gourmet no puede dejar de hacer en Mendoza

Romanella Piaggi de Ketek Eventos y Turismo especializa en diseño de viajes a medida señala que los amantes del buen vino y la buena cocina buscan lugares que no sean masivos, hacen hincapié en lo regional, en las costumbres, en la cultura por lo general de la mano de las comidas y bebidas.

"Frente a un plato ven a la sociedad y su historia, por el tipo de ingredientes, las combinaciones, las cocciones" enfatiza.

Más allá del restaurante de Francis Mallman que ya tiene su nombre, su trayectoria y que es un infalible, Romanella sugiere otros sitios como Florentino, María Antonieta, Ituzaingó, Siete cocinas, donde al mismo tiempo que resaltan los sabores locales y regionales dan una nueva perspectiva, es el chef quien recibe, quien hace vivir la experiencia combinando productos y estilos, propuestas muy novedosas que incluso quizá los viajeros no la encuentren en otra parte del mundo.

"Los chef jóvenes se animan a otras cosas, son osados, impertinentes comparten su modo de hacer con el anfitrión".

Sobre experiencias signadas por exquisitos detalles, Alejandra Navarría, periodista y presidenta del Club de Mujeres Gourmet sugiere el hamam de Entre Cielos, único por estos lares.

También en materia de spa disfrutar del espacio en Cavas Wine Lodge, en medio de los viñedos con servicio de primer nivel.

En lo específico, relacionado con la alta gastronomía aconseja La Bourgogne, restaurante Bodega Pulenta, y para sumar deporte, glamour y buenos vinos Algodón Wine Estate en San Rafael y Atamisque en Tupungato; en los dos casos generan vivencias únicas. Otro sitio increíble es Azafrán, una cava fabulosa en plena ciudad con su mesa redonda que favorece descubrir los sabores, afirma.

Marcelo Navarro Director de HON Travel, recomienda a los foodies como él mismo se califica "esa gente que hace culto de la comida y la bebida, amateurs, aficionados que disfrutan de los sabores y que buscan aprehenderlos", que "no se pierdan el Ceviche de 8 cepas maridado con Sauvignon Blanc y para los osados un Torrontés; ni la pizza de muzzarella de anchoas de En lo de Aldo (Suipacha y Paso de los Andes), el cordero 7 horas de Mallman con el Enemigo de Alejandro Vigil, y digan lo que digan no hay nada mejor que comer la pizza con Bonarda (el mejor de Colonia las Liebres de Alto las Hormigas). ¡He dicho!"



Fuente: Tania Abraham - Diario Los Andes.


OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES