¿Cómo arrancó la vendimia 2014 en la región patagónica?. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

¿CÓMO ARRANCÓ LA VENDIMIA 2014 EN LA REGIÓN PATAGÓNICA?

¿Cómo arrancó la vendimia 2014 en la región patagónica?
Tiempo de lectura:
4 minutos

07/03/2014
Los enólogos de las principales bodegas coinciden en se trataría de una típica cosecha. Sanidad de uva y granos chicos son las constante para este año. Qué vinos esperar.

Para las bodegas de la Patagonia el baile comenzó el 3 de febrero. Ese lunes empezaron a trabajar las moledoras de las principales casas vinícolas de la región y así se puso en marcha el largo proceso de elaboración de vinos, que terminará, para algunos, con la llegada del invierno y los primeros blancos 2014 embotellados. Desde ahora, sin embargo, y hasta que llegue la calma al patio de molienda a comienzos de mayo, la timba del año empieza para el negocio del vino.

Y si bien en términos de producción aún es temprano para hacer una estimación precisa sobre la calidad de los vinos, algunas regularidades comienzan a esbozarse respecto de la vendimia 2014. Para Leonardo Puppato, enólogo de Familia Schroeder, "este es un año típico para la región." Y típico, en los diez años que lleva elaborando en el Chañar es "un verano cálido, con picos cortos de altas temperaturas, sequedad ambiente y unas pérdidas lógicas por las esperables inclemencias climáticas", explica el enólogo.

El escenario contrasta fuerte con Mendoza, por ejemplo, donde las heladas tardías y en plena brotación de la vid se llevaron hasta el 17% de la uva, según cifras oficiales. Consultados sobre este punto, los enólogos de la región patagónica coinciden en que esta cosecha será menor a la 2013, que fue muy productiva, pero que está en los parámetros normales en cantidad.

La promesa: Chardonnay

Con las uvas blancas elaboradas -Sauvignon Blanc, Semillón, Torrontés y Chardonnay están en fermentación y bajo techo- además de los vinos bases para champagne, una cosa parece segura: "la sanidad ha sido fantástica", afirma Marcelo Miras, jefe de enología de Bodega del Fin del Mundo. En su opinión, "se debe a que tuvimos una primavera y un verano muy secos, sin registros de lluvias desde octubre pasado", sostiene.

Con un verano extra seco y sin calores agobiantes sostenidos, la calve para los blancos de esta temporada, "está en que conseguimos la madurez completa, sin perder acidez", ejemplifica Puppato. Por su parte, Sergio Pomar, enólogo de Bodega NQN, apunta un dato en esa misma línea: "las uvas son más chicas, de grano más chico, lo que nos está permitiendo obtener blancos y bases bien aromáticas, dado que la relación entre hollejo y jugo aumenta", dice. Y los aromas, conviene aclarar, están en la piel de la uva, por lo que a menor tamaño del grano aumenta su concentración.

Y si bien es temprano para afirmarlo en forma tajante, los enólogos se muestran especialmente interesados en Chardonnay: "este año me sorprende la buena boca que alcanza", se entusiasma Puppato.

Las tintas, a una semana

Sin embargo, los ojos de los enólogos están puestos ya en el comienzo de la vendimia de las variedades tintas. A una semana de partir con los Pinot Noir y Merlot, resulta mayor la ansiedad reinante que las garantía obtenidas. "Aún es temprano para pronósticos", afirma Pomar, "pero en mi opinión y por cómo veo de apretados los racimos, con sus granos pequeños, creo que tendremos tintos bien concentrados y expresivos", dice.

Miras, con muchos años en la región, se muestra un poco más cauto. "Hasta ahora, estamos en un año normal. En ese marco, podemos pensar que tendremos buena calidad de tintos, como en los últimos años", afirma el enólogo.

De aquí a mayo todo puede pasar en materia de clima y las contingencias, como es su naturaleza, resultan precisamente azarosas. Sin embargo, con las uvas blancas bajo techo, enólogos y bodegueros respira algo más tranquilos: al menos hasta ahora, todo marcha dentro de lo esperado y encima una parte del riesgo ya está a cubierto. Habrá que volver sobre estos pasos a fin de la vendimia, allá por mayo, y comprobar, como bien reza el dicho, "si lo que pinta, madura."


Fuente: Joaquín Hidalgo - Planeta Joy.

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES