La piedra fundamental. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
40% OFF en vinos y espumantes seleccionados. Hacé click acá.
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamanos al 5352-8466 (VINO)

LA PIEDRA FUNDAMENTAL

La piedra fundamental
Tiempo de lectura:
5 minutos

Compartir

20/05/2013
Para Sebastián Zuccardi la base de la diversidad está en la profundidad del trabajo en el terruño. Y, a partir de ello, elaborar ensayos para expresar lo mejor del suelo a través de la vinificación. Hoy, disfruta del éxito de sus Aluvional -ya en la calle-, y demuestra que va por el buen camino.

Desde que la Argentina empezó a jugar en las grandes ligas del vino, hay algo que desvela a los enólogos: entender el terruño. Ese pedazo de suelo que esconde el gran secreto. El factor que puede hacer que su vino sea único. Porque convengamos que todo lo demás se puede adquirir: asesoramiento, tecnología, mano de obra, variedades, etc. Pero el origen del vino es el factor singular que no se puede imitar; claro, siempre y cuando esté bien expresado en el vino. Y ojo que no se trata que el consumidor lo descubra, o mucho menos que termine eligiendo un vino por esta característica tan particular. Ese es el gran deseo de todo hacedor de vinos, pero es algo utópico. Al consumidor le gusta un vino porque sí. Y sólo si se atreve y le interesa, irá más allá para entender el porqué. Y lo verdad es que son pocos los amantes del vino que quieren profundizar tanto. Aunque también es cierto que el prestigio de un vino va de la mano con su trascendencia en el tiempo. Y el mito se agranda de boca en boca, si ese factor diferencial es real, y tiene nombre y apellido como por ejemplo Hermitage, Monsant, Bolgheri, etc.

¿Y por casa como andamos?

Genial. Porque son pocos los referentes que están enfocados en esta dirección, pero con mucha fuerza y dedicación. Pero lo más alentador, son los resultados. Entre los referentes más destacados del momento, emerge la figura de Sebastián Zuccardi; un gran chico. Pero no sólo por su calidad humana y pasión por el vino. Sino porque es miembro de la familia propietaria de Familia Zuccardi, tercera generación para ser más precisos. Y él, con apenas 30 años, ya empezó a escribir capítulos importantes de su propia historia. Y sin querer queriendo, le está aportando mucho a la industria. Porque sus nuevos vinos, los Aluvional, demuestran que se puede. Que si se pone la vista en el suelo es posible ir más allá. Entender la geología del lugar, la composición de la tierra, y hasta la profundidad y el tipo de piedras y su convivencia con los demás elementos (cantidad de calcáreo), brinda información fundamental para crear vinos únicos. Claro que el clima juega un papel importante, pero en todo caso un año con más sol o con más agua, dará vinos distintos pero el estilo siempre estará trazado por el suelo y la intensión de su hacedor.

Hacia fines de 2012, salieron al ruedo los Aluvional, de la cosecha 2008. Hoy, llegan dos exponentes de la cosecha 2009; El Peral y La Consulta. Y no importa que estén hechos a base de Malbec, por más que sea nuestro varietal estrella (es más, no figura en la etiqueta). Lo que importa acá es el lugar. Y es allí donde Sebastián descubrió y trabajó distintos viñedos en Altamira, La Consulta, El Peral, Los Árboles, Vista Flores, Gualtallary. Todos en el Alto Valle de Uco. Y esos vinos que llegan hoy a las mejores vinotecas y restaurantes, con 4 o 5 años, fueron pensados desde cero, hace casi diez años.

Los Aluvional están arrasando; tal como lo hicieron los aluviones de Los Andes hace millones de años; con todo. Y si bien son vinos de alto precio ($500 aproximadamente) y de partidas limitadas (menos de 5000 botellas), todo el que lo degusta queda deslumbrado. Para mi, estos "Single Terroir o Single Region" son referentes hoy de hasta donde puede llegar el Malbec. Un dato no menor, si se tiene en cuenta la importancia que tiene esta variedad para nuestro país. Los Aluvional fermentan con levaduras indígenas, maceran en piletas de cemento y su paso por roble es muy cuidado. Resultan complejos y elegantes, con fuerza y expresión, frescos y con mucho potencial. Con los 2010 embotellados, los 2011 y 2012 descansando en barricas, y los 2013 recién fermentados, queda confirmado que los Aluvional son y serán de los máximos exponentes vínicos nacionales.

La construcción de la bodega ya comenzó, allí en Piedra Infinita, un viñedo en Altamira donde no hay Pre Cordillera.

Un sueño de Sebastián, para el cual trabajó, trabaja y trabajará en pos de seguir demostrando que la piedra fundamental de un vino está en el suelo, y en la capacidad de su hacedor para expresarlo en cada copa.


Fuente: Fabricio Portelli - El Conocedor.


OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA


Selecciones especiales