Casa Montes desembarca en el mercado interno de la mano de un portfolio de vinos "pocket friendly". Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

CASA MONTES DESEMBARCA EN EL MERCADO INTERNO DE LA MANO DE UN PORTFOLIO DE VINOS "POCKET FRIENDLY"

Casa Montes desembarca en el mercado interno de la mano de un portfolio de vinos "pocket friendly"
Tiempo de lectura:
5 minutos

21/11/2012
La bodega de San Juan reforzó su presencia en la plaza local tras realizar inversiones por cerca de 8 millones de dólares. Detalles del plan.

La historia de Casa Montes tuvo una relación compleja con los consumidores locales. Si bien se trata de una bodega que fue fundada a principios de la década de los noventa en la provincia de San Juan, la fama de sus vinos se convirtió en una suerte de secreto a voces en Buenos Aires.

En efecto: con los años se ganaron una muy buena fama en base a la interesante relación calidad/precio de sus vinos, y si bien están presentes en el mercado local desde 2004, se hacía muy difícil dar con el portfolio de la compañía, dado que sólo se encontraban con fuerza en provincias como San Juan, Córdoba y Santa Fe.

Sin embargo, la bodega acaba de realizar un relanzamiento completo en el mercado interno, de la mano de una agresiva estrategia comercial y una fuerte inyección de fondos.

En efecto, días atrás, en el marco de un almuerzo del que participaron directivos de Casa Montes y prensa especializada, se anunció el nuevo plan que está llevando adelante la compañía para comenzar a pelear por una porción del negocio y, además, poder saldar una vieja deuda pendiente con parte de los consumidores de todo el país.

Para ello, en lo que va del año realizaron inversiones por u$s8 millones. De ese total, cerca de un 60% se destinó a toda la parte industrial y el resto al proyecto agrícola.

En este contexto, Francisco Montes (h), actual presidente de la compañía, destacó el hecho de que "somos una empresa familiar. Mi abuelo era descendiente de españoles y antes de terminar su vida quería dejarle un legado a San Juan. De ese proyecto agrícola inicial pasamos a la fase industrial, dado que durante dos años vendimos granel, y finalmente, en 2004 iniciamos la última etapa, la comercial".

El directivo aseguró que "este crecimiento no fue fácil. La familia tuvo que entender el proceso. Hace 20 años hablar de variedades como Petit Verdot o Cabernet Franc era medio incomprensible. Sin embargo lo entendieron y hoy, dos décadas después, estamos orgullosos del proyecto que tenemos".

A la hora de analizar el plan comercial, Carlos Pujador, gerente general de Casa Montes, explicó que "nuestro objetivo es lograr un portfolio de productos muy amplio y con una relación calidad/precio de excelencia".

Luego, explicó que "primero comenzamos por el interior, que era más permeable. Ahora vamos a hacernos fuertes en Buenos Aires", para lo cual destacó que armaron una red de 200 vendedores.

Respecto a los números de la compañía, los directivos destacaron que en 2012 apuntan a alcanzar una facturación de $25 millones de pesos, con un fuerte crecimiento respecto al año anterior, principalmente de la mano de ventas a 23 destinos internacionales -entre los que figuran principalmente Estados Unidos y Canadá- y de unas 350.000 cajas comercializadas en el mercado interno.

En relación a la bodega, durante la presentación destacaron que, tras las inversiones, en la actualidad cuentan con una capacidad que supera los 2 millones de litros en tanques de acero inoxidable.

Los vinos

Casa Montes elabora todos sus vinos a partir de uvas propias, procedentes de 160 hectáreas de viñedos ubicados en la zona de Pozo de los Algarrobos, que se encuentra emplazada en el Valle de Tulum, a unos 700 metros sobre el nivel del mar, una región que se caracteriza por tener bajas precipitaciones y por sus suelos aluvionales.


Allí la bodega cultiva variedades como Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Malbec, Syrah, Tannat, Tempranillo, Petit Verdot, Chardonnay y Viogner, entre otras.

La bodega trabaja con volumen y no hace un culto de los bajos rendimientos. Por el contrario, durante la presentación destacaron que "estamos demostrando en este nuevo terruño que los vinos no necesariamente tienen que hacerse con muy bajos rendimientos para ser buenos".

Durante el almuerzo, Vinos & Bodegas pudo degustar el Ampakama Malbec 2012, etiqueta que conforma la línea entry level y que se caracteriza por ser "pocket friendly", dado que entrega ejemplares de buena calidad a un precio sugerido de $25.


En el caso de este Malbec -que fue servido junto a mollejas con crema de papas y puré de hongos-, se caracteriza por sus intensas notas de frutos rojos sobre un nítido colchón especiado. En boca exhibe cuerpo medio y una marcada acidez, que lo vuelve un ejemplar fresco, ideal para quienes buscan un vino tinto fácil de beber y que se pueda disfrutar en días cálidos.

Luego, fue el turno de Don Baltazar Cabernet Franc 2010, un varietal que se consigue a $55 y que premia en nariz con elegancia, frutos negros y una buena carga aromática de pimiento verde. En boca, jugoso, de paladar amplio, taninos firmes pero sedosos y buena acidez, una de las marcas registradas de la bodega. Cierra con un largo final. Se trata de un Cabernet Franc sobrio, con algo de complejidad pero fácil de beber y a un precio más que accesible.


A la hora del maridaje, la bodega optó por un ragout de ternera con papas asadas, queso y aceite de trufas, con el cual la comunión funcionó a la perfección.

Para cerrar el almuerzo, fue el turno del Ampakama Dulce Syrah Rosé, el cual se comercializa a un precio sugerido de $28.


Se caracteriza por brindar una abundante fruta roja y leves trazos especiados. En boca es jugoso, con buena untuosidad pero equilibrado por una marcada acidez, lo que evita que se vuelva empalagoso. Esto lo convierte en un vino ideal para servir bien fresco y coronar una comida de primavera o verano.


Fuente: Juan Diego Wasilevsky - iProfesional.


OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES