Benegas - Comprar productos al mejor precio - espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

BENEGAS

ENVÍOS A TODO EL PAÍS

PAGALOS EN CUOTAS
Benegas

QUIERO RECIBIR OFERTAS DE BENEGAS

VINOS DE BENEGAS

Benegas Estate Cabernet Franc

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Cabernet Sauvignon

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Don Tiburcio

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Finca Libertad

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Malbec

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Single Vineyard Pinot Noir

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Single Vineyard Sangiovese

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Single Vineyard Syrah

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Benegas Estate Syrah

Benegas
¿Querés comprar Benegas Estate Syrah?

VER MÁS
Benegas Lynch Cabernet Franc

Benegas
ARS $1.600,00

COMPRAR
Benegas Lynch Malbec

Benegas
ARS $1.600,00

COMPRAR
Benegas Lynch Meritage

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR

Benegas
ARS $299,00

COMPRAR
Clara Benegas Chardonnay

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Juan Benegas Malbec

Benegas
ARS


Compra mínima 6 unidades
COMPRAR
Luna Benegas Cabernet Sauvignon

Benegas
ARS $320,00

COMPRAR
  • Benegas
  • Benegas
  • Benegas

HISTORIA

Tiburcio Benegas, junto con Silvestre Ochagavía en Chile y Agoston Harszthy en California, son considerados el trío fundamental de la industria vinícola en América. Convencido de la necesidad de obtener excelencia en sus productos, Benegas trajo a la Argentina las primeras cepas francesas que llegaron a este país e importó lo que para esa época era la tecnología más avanzada en la materia.

La familia Benegas tiene una larga trayectoria en vinos. En el año 1883 Don Tiburcio Benegas compra un viñedo en el departamento de San Vicente (hoy considerado Patrono de los viñedos), actualmente Godoy Cruz, Mendoza, llamado "El Trapiche". En esta finca Don Tiburcio construye la bodega Trapiche que llegaría a tener fama y reconocimiento mundial.

En 1887 Mendoza solo tenia 6.653 hectáreas de viña. Era Gobernador de la provincia Don Tiburcio Benegas que, gran propulsor de la vitivinicultura, consigue de Europa un empréstito de 5 millones de pesos oro, con los que fundó el Banco de Mendoza y se emprendió la construcción de diques y tomas de mampostería en el Río Mendoza para incrementar la plantación de viñas.

Tiburcio Benegas, dando ejemplo de trabajo y optimismo logró tener en Godoy Cruz el viñedo más extenso de la provincia. Su establecimiento "El Trapiche" era orgullo de sus co-provincianos y lugar obligado para quienes visitaban a Mendoza y querían conocer sus viñas.

Don Tiburcio fue el fundador de la industria vitivinícola mendocina. Fueron un emprendimiento suyo aquellas primeras obras de irrigación que se hicieron en la provincia, cruzó la cordillera a Chile a lomo de mula y viajó en barco a Bordeaux para extender los horizontes de la vitivinicultura Argentina, haciéndole conocer por primera vez variedades nobles como Cabernet, Merlot y Cabernet Franc. Vuelve con enorme experiencia de cada uno de sus viajes a Francia y desarrolla la enología mendocina concentrandose en la producción de vinos de calidad, trayendo enólogos de Bordeaux, barricas de roble de Nancy y el equipamiento más sofisticado de la época. No en vano, "Trapiche" se conoció como el mejor vino argentino durante los primeros setenta años del siglo XX.

Pedro y Alberto Benegas fueron los herederos de la obra de Don Tiburcio. Pedro se había preparado como enólogo en Bordeaux, y a comienzos del 1900, le da un nuevo impulso a la calidad de la incipiente industria mendocina. Fue él quién se quedó en la tierra de su padre en Mendoza, al frente de los viñedos y la bodega. Alberto, su hermano, organizaba desde Buenos Aires, la administración y comercialización de los vinos para todo el país. Así nace Benegas Hnos. en 1908, y es el inicio de un linaje que perdura hasta nuestros días.

Después de uno de sus viajes a Francia, Pedro Benegas regresa con una óptica más avanzada en el desarrollo de viñedos y la elaboración de vinos de calidad. Hasta ese momento los vinos Trapiche eran elaborados con gran sofisticación, pero no alcanzaban el nivel al que los Benegas aspiraban. Pedro y Alberto deciden incorporar nuevas marcas para consumidores más exigentes. Así nacen el Fond de Cave, Broquel, Puente Viejo y Vezelay. Pedro Benegas tenía una visión bordelesa para sus vinos, y sus cortes estaban ciertamente inspirados en la tradición francesa.

En el año 1943 muere Pedro Benegas, y su sobrino Federico A. Benegas Lynch (1916-1997), quien había ingresado en la compañía en el ?38, se radica en Mendoza, en "El Trapiche", para trabajar en la bodega.

A principios de la década del 70 se produce la disolución de la sociedad familiar, se venden los activos, la bodega Trapiche es demolida y el viñedo loteado. Pulenta compra las marcas de vino y Seagrams las de champagne. La única marca que queda en la familia es BENEGAS, hoy en manos de Federico J. Benegas Lynch.

Federico A., el último winemaker de Benegas Hnos. SA, con 28 años de trayectoria en la bodega y las viñas, busca la forma de seguir produciendo el mejor vino. Se asocia a mediados de los años 70 con Camilo Gancia, con el objeto de producir vinos con la marca "Federico Benegas". Gancia aporta viñas y bodega. Federico A. la dirección técnica. Esta relación se extiende hasta principios de los años 90.

Federico J. Benegas Lynch, nacido en 1951 en la bodega, se crió al lado de su padre, degustando vinos y caminando la viña, creciendo en un ámbito que despertó en él un profundo amor por el vino y por su tierra. Desde siempre acompañó a su padre y con los años, se sumó a ese emprendimiento con una fuerte vocación y sólida convicción.

En el año 1997 ingresó al Directorio de las bodegas Peñaflor y Trapiche, empresas que desde ese año, se encontraban bajo el control de Luis A. Pulenta y DLJ, funciones que declinó en Marzo de 2001.

Fue en el año 1998 que Federico J. reinició su actividad como bodeguero, instalado en las 40 hectáreas de la Finca Libertad, vieja propiedad de la familia Benegas donde crecen viñedos de 20 a 80 años. Comenzó la elaboración de grandes vinos con la convicción de lograr el nivel de excelencia que ambicionaron sus antepasados. La restauración iniciada, marca el comienzo de una nueva era en la familia Benegas, comprometida con el arte de la vid desde sus raíces.

UBICACIÓN

Ver Benegas en Mapa de Bodegas