¿Cervezas con sal marina y con bayas de pino?: Antares lo acaba de hacer posible. Noticias de vinos y bebidas. espaciovino - Vinoteca online
TU PEDIDO
¿Ayuda? Llamános al 5352-8466 (VINO)

¿CERVEZAS CON SAL MARINA Y CON BAYAS DE PINO?: ANTARES LO ACABA DE HACER POSIBLE

¿Cervezas con sal marina y con bayas de pino?: Antares lo acaba de hacer posible
Tiempo de lectura:
4 minutos

11/09/2017
La reconocida cervecería artesanal está presentando dos nuevas etiquetas inspiradas en el mar y creadas junto al bartender Tato Giovanonni

En momentos en que proliferan nuevas marcas de cervezas artesanales y se reproducen bares dedicados a despachar esta bebida en todos los puntos del país, Antares, una referencia en la materia, acaba de patear el tablero con dos ejemplares de alta gama que desafían la tradición.

La compañía, pionera en el segmento de las cervezas artesanales, trabajó en colaboración con el reconocido bartender Tato Giovanonni y ahora están presentando dos nuevas etiquetas que salen de lo común: Marítima y Bosquísima.

¿El objetivo? Si bien se comercializarán en porrones en los locales de Antares, el plan de negocios que se trazó esta sociedad fue poder llegar a restaurantes, vinotecas y bares que hoy están por fuera del circuito cervecero.

Su precio sugerido irá de los $80 a los $110 la botella de 375 cm3.

"No hacemos cervezas para terceros e, incluso, no solemos hacer cobranding. Pero nos pareció divertido encarar algo nuevo y diferente", explicó Leo Ferrari, brewmaster de Antares, sobre la alianza creativa con Giovanonni, una personalidad de la coctelería nacional.

"Somos los referentes de la cerveza artesanal y queremos seguir siéndolo. Por eso, para evitar la estandarización, con este proyecto quisimos mantener el espíritu del amateurismo", agregó Ferrari.

En tanto, Giovanonni detalló que ambas cervezas tienen "inspiración marítima".

"No soy una persona ligada a este mundo, pero hace un tiempo me empezó a picar el bichito de hacer algo diferente y vi que había mucho espacio para experimentar", señaló el creador premiado bar Florería Atlántico y también gestor de Príncipe de los Apóstoles, su propia marca de gin.

El barman explicó que el hilo conductor de ambas cervezas fue el mar: "Desde chico siempre iba a veranear a Pinamar y Cariló. Tengo una identificación innegable con la playa. Así que cuando nos juntamos surgió la idea de hacer cervezas livianas y frescas, que representen esa sensación que te genera cuando entrás al agua. Ese es el concepto de de Marítima. Y, como desde el mar se suelen ver los bosques, quise replicar esos perfumes que llegan de las coníferas, muy típicos de la zona, especialmente de Cariló. Y con esa idea surgió Bosquísima".

Acto seguido, el bartender afirmó que "como Antares nació en Mar del Plata, hubo una identificación automática".


Con ese espíritu de búsqueda, a la primera de las cervezas, bautizada Marítima, le encontraron la vuelta de tuerca con el agregado de sal marina recolectada a mano, proveniente de la zona de Bahía Bustamante, en la provincia de Chubut.

Los expertos de Antares destacaron de esta cerveza sus notas especiadas y frutales, dadas por la levadura y el aporte cítrico del trigo. Además, la sal, sin ser muy evidente, termina realzando los sabores.

"Es una cerveza fresca pero de gran complejidad y equilibrio", detallaron.

La que requirió un mayor trabajo de investigación fue "Bosquísima".

Según Pablo Rodríguez, socio y fundador de Antares -junto a Leo Ferrari y Mariana Rodríguez-, "el gran desafío fue pasar los aromas del pino a la cerveza. No queríamos diluirlo, ni hacer un té o pasar las ramas por caliente. Queríamos lograr algo diferente y mucho más delicado".

"Tras investigar y dar con un laboratorio especializado en nanotecnología, vimos que la mejor manera no era utilizando las ramas del árbol sino las bayas, que enteras no huelen a nada pero que, una vez que se parten, explotan de aromas resinosos y herbales", detalló.

Sobre Bosquísima destacaron sus notas de malta base y caramelo, con toques resinosos y herbáceos, propios de los bosques de coníferas. En boca resaltaron tu leve maltosidad y su paso refrescante.

Para esta primera partida, que ya están disponibles en el mercado interno, ya elaboraron 1.000 cajas de seis botellas de cada variedad.

"El objetivo es, cada 20 días, embotellar nuevas partidas para que las cervezas lleguen a los consumidores lo más frescas posible", detalló Ferrari. Frescas como el propio mar.

Fuente: iProfesional.

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA

SELECCIONES ESPECIALES